Cuando tienes un bebé o estás embarazada, te fijarás en que es muy común ver a los padres empujando rítmicamente los carritos de bebé en Getafe. ¿Alguna vez te has preguntado por qué los padres balancean a sus bebés de forma casi inconsciente?

Más allá de calmarlos cuando lloran, está probado científicamente que el balanceo de los carritos de bebé en Getafe es beneficioso para el desarrollo físico y emocional del niño.

1. Estimulación del sentido del equilibrio. Este entrenamiento del equilibrio en los primeros meses de vida del bebé les permitirá preparar el cuerpo para cuando llegue la fase de caminar. Esto tiene consecuencias también positivas en el desarrollo de la concentración y de la percepción espacio-tiempo.

2. Se favorece la digestión. Los movimientos repetitivos y lentos ayudarán al bebé a expulsar gases y estimular el sistema digestivo.

3. Se crean nuevas conexiones neuronales y, por tanto, desarrolla la psicomotricidad y el sentido del ritmo en la repetición de los movimientos.

4. Favorecerás su seguridad y autoestima. Los bebés van poco a poco despegándose de sus padres una vez que adquieren seguridad. Sin embargo, la seguridad debe ser progresiva. Algo tan simple como el balanceo hace que los niños desde su carro vean aparecer y desaparecer elementos del paisaje. Esa seguridad de que en el siguiente movimiento del carro volverá a aparecer la cara de mamá o papá les dará confianza para saber en el futuro que, cuando lo dejen en la guardería o al cuidado de otra persona, sus padres volverán siempre.

5. Desarrollo del sistema inmune. El movimiento hace que el niño ajuste su ritmo cardiaco y su respiración, lo que provoca un aumento de la producción de anticuerpos.

En Todo para el Bebé García diseñamos carritos no solo para el desplazamiento de tu bebé, sino también para su desarrollo emocional. Ven a visitarnos. ¡Te esperamos!